Vi un puma

Los restos del fin 

El espíritu de los tiempos

Los interiores

SEÑALES DE HUMO PARA OTROS MUNDOS

La desolada naturaleza patagónica es el escenario del proyecto Señales de humo para otros mundos.

En la playas ripiadas del Mar Austral, en los cañadones de la meseta, en los campos nevados las señales de humo rojas, verdes, naranjas, rosas, amarillas se expanden por el territorio indicando la presencia, la proximidad o la deixis de un cuerpo y un enigma.

El evento que adviene con la señal interroga sobre la relación entre paisaje y sujeto y entre naturaleza y artificio, entre la posibilidad o imposibilidad de comunicarnos. Y sin embargo, lo que persiste es el gesto, la potencialidad del encuentro.

La señalización con humo es una forma de comunicación de las culturas originarias de la Patagonia utilizada para transmitir mensajes venciendo la distancia. El acto performático de la artista de enviar señales de humo en la era digital le permite ubicarse en un tiempo y un espacio, hablar de las distancias y de un estado de alerta o emergencia. Tanto el receptor como quien emite la señal están ausentes; la expansión del humo, su orientación, su concentración o difuminación son instancias clave de un acontecimiento que interroga sobre las relaciones entre paisaje y sujeto, entre naturaleza y artificio, entre la posibilidad o imposibilidad de comunicarnos. Y, sin embargo, lo que persiste es el gesto, la potencialidad del encuentro.

 

El acto performático de enviar señales de humo en la era digital le permite a la artista ubicarse en un tiempo y un espacio, hablar de las distancias y de un estado de alerta o emergencia. Existen 3 componentes principales que debe verificar para la eficacia de la acción: temperatura/humedad, velocidad/dirección del viento e inversión térmica.  

Aquí, tanto el receptor como quien emite la señal están ausentes; la expansión del humo, su orientación, su concentración o difuminación son instancias clave de un acontecimiento que interroga sobre las relaciones entre paisaje y sujeto, entre naturaleza y artificio, entre la posibilidad o imposibilidad de comunicarnos. Y sin embargo, lo que persiste es el gesto, la potencialidad del encuentro.